viernes, 6 de enero de 2012

Toronjas (Un cuento de mi hija María Teresa)

                       Toronjas


 En un determinado tiempo, cuando el mundo no estaba tan desarrollado, cuando apenas estaban descubriendo la electricidad  (y no como ahora que ya no saben ni que inventar)  las ciudades se dividieron  por comidas y tenían solamente permiso 3 ciudades para tener como adoración y atracción a la toronja  (el alimento jugoso refrescante que muchos de nosotros probamos y disfrutamos a lo largo de nuestra vida).  Como la mayoría de las ciudades  admiraban a la toronja se declaro que el rey del país tenía que ser de una de las ciudades de la ciudad de las toronjas o haber pasado la mayoría de su vida ahí, haber adorado a la toronja y como es de costumbre en esas ciudades comer todas sus comidas con la gran y sagrada toronja.


Un día  un muchacho se decidió a postularse, tenia inteligencia y gran habilidad de liderazgo, todos ese día dijeron que era el indicado, pero faltaba lo que todos se preguntaban ¿el adoraría a la toronja? El dijo que si nerviosamente y trajeron a un testigo que habría vivido toda su vida con el, a su madre, ella asintió y también estaba temblando como si hubiese salido de un baño de agua fría en un día de invierno, cuando dijeron el nombre del nuevo rey el muchacho saltaba y saltaba observando su hermoso reino, la medre decepcionada se fue mientras nadie veía. Una vez el rey el cual se  nombraba Corttutte termino de ver a su gente y fue a buscar a su madre pero los guardias le habían dicho que se fue mientras lloraba y de paso dijo que no la fueran a buscar porque  nunca la encontrarán, el buscó y buscó y fue verdad nunca la encontraron, así que le hicieron un funeral pero la tumba estaba completa mente vacía  ¿que le habría pasado? Pasaron días y mas días y no encontraron el cuerpo del ser que lo cuido toda la vida.


El día de gracias al rey todos le regalaban toronjas y el hacia una cara de desagrado. Le preguntaron cuál era la razón y el no respondía solo decía que prosiguieran con la entrega de los presentes , nadie sabía una cosa de él, y es que el  guardaba las toronja en un cuarto del pasillo que pretendía ser un armario, en realidad nunca le habían gustado las toronjas por esa razón su madre se fue decepcionada , su hijo se había convertido en un mentiroso y tarde o temprano lo iban a descubrir. Ese mismo día contrataron a un chico para servirle al rey, el mandó a limpiar su habitación y pregunto cuál era el armario de suministros y limpieza y le dijeron que en el primer pasillo la tercera puerta, entonces él llego al pasillo pero no sabía si era la tercera puerta del lado derecho o del izquierdo así que vio el de la izquierda y salieron disparadas las toronjas las podridas y las que estaban frescas así que al día siguiente  las tres ciudades se enteraron y lo decapitaron. En pocos años seguían sin un rey tan inteligente como él, así que se acabaron los alimentos y nadie sobrevivió al hambre. Así que recuerda que tienes que valorar a las personas sin importar que sean diferentes a ti  y preocúpate por los demás y como te sentirías si fueras tu él de el cuerpo que has lastimado y así habremos construido un mundo mucho mejor , así  que
                                                         Piensalo.

escritor(a):Maria teresa polo sarmiento
edad:10 años

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada